.......................Piensa globalmente y actúa localmente
................................(proverbio altermundista)

martes, 8 de mayo de 2018

Hepatitis C. La revolución de los pacientes

.


Este es el título de un libro que ha publicado Farmamundi y que se ha presentado el pasado 19 de  abril en Madrid en las Jornadas Europeas de Eliminación de la Hepatitis C que organizaba la Plataforma Española de Afectados.
Lo publica Farmamundi, una ONG sanitaria de la que soy miembro y que defiende el acceso a los medicamentos básicos en cualquier parte del mundo, España incluido. He sido uno de los coordinadores del libro, conjuntamente con Quique Costas, portavoz de la Plataforma Gallega de Afectados por la Hepatitis C, entidad con personalidad jurídica propia. La obra está estructurada en tres partes:
a) Hepatitis C, con 3 capítulos dedicados a la propia enfermedad (historia y epidemiología), al virus (subtipos y distribución) y al acceso a tratamientos a nivel mundial.
b) Tratamiento, con 4 capítulos; uno dedicado a la evolución de los tratamientos, a fecha de hoy un amplio arsenal, otro dedicado a Raymond Schinazzi, fundador de Pharmasset la empresa que descubrió el sofosvubir, otro sobre la patente de este fármaco y otro sobre la farmacoeconomía y el problema de los precios
Ángel Sanz, el autor de este blog, Quique Costas,
Germán Velásquez y Santiago Cuéllar (de izqda a dcha.).
Foto PLAFHC
c) La administración y los enfermos, compuesta por 2 capítulos, uno que relata con un título sugerente ("Cuando los pacientes cambiaron las políticas") la lucha que desarrollaron los enfermos en 2014-2015 y que sigue en parte y otro que extracta el plan de la hepatitis C de 2015 y que incluye una actualización de 2017.
Los autores son 9 personas, además del que suscribe, a las que agradezco su generosidad y dedicación para que este libro haya sido realidad.

Todos los autores son expertos en su campo, pero sin faltar al respeto a ninguno de ellos, me permito destacar por su autoridad y reconocimiento internacional al único que no es español, Germán Velásquez, colombiano y doctor en Economía por la Sorbona, que describe el problema del acceso a los nuevos medicamentos contra la hepatitis C en todo el mundo. Germán tiene una  experiencia de casi 30 años en la OMS, en el Programa de Medicamentos Esenciales y en el organismo The South Centre, con sede en Ginebra, y al que pertenecen más de 50 países del mundo en desarrollo. El año 2015 Germán  fue nombrado Doctor Honoris Causa por  de la universidad Complutense de Madrid, a propuesta de la facultad de Medicina, en la que es en la actualidad titular  de la Cátedra Farmamundi.

La dificultad en el acceso a los medicamentos básicos es un problema que según la OMS tiene un tercio de la población mundial; dado que esta supera ya los 7.100 millones de personas, quiere decir que hay casi 2.500 millones de personas para los que los medicamentos básicos y la curación de enfermedades hoy casi banales en el mundo rico es un sueño para mucha gente desfavorecida de África, Asia, América y la propia Europa. Pero el ejemplo de la hepatitis C nos muestra que incluso para gente que pertenece a las clases favorecidas del mundo rico son incapaces de afrontar los más de 80.000 dólares que cuesta el tratamiento en EEUU o los más de 40.000 € que cuesta en algunos países europeos; y este problema de incapacidad de acceder a un medicamento se está viendo acrecentada con el precio de los medicamentos y terapias novedosas contra enfermedades como el cáncer.
De dcha a izqda: Ángel Sanz, Santiago Cuéllar
y el autor del blog

Véase el reciente ejemplo Kymriah, una terapia génica de Novartis aprobada por la FDA estadounidense  y la EMA europea, cuyo coste supera los 475.000 dólares por tratamiento, un precio estratosférico.
No es fácil definir por si sólo lo que es un "medicamento caro", y sobre esto habla Ángel Sanz en su capítulo, pero lo que si debe de estar claro es que el derecho a la salud o más exactamente el derecho a los medicamentos esenciales (no estamos hablando de medicamentos contra la alopecia o la disfunción eréctil) debe estar por encima de los acuerdos comerciales, las patantes o el beneficio de las empresas.

Los que quieran adquirir el libro, que se vende al precio de 15 € (i.i.) más 6 € de gastos de envío, puede hacerlo en la tienda solidaria de Farmamundi, en concreto aquí.







martes, 24 de abril de 2018

El Dalsy otra vez. ¿Qué pasa ahora?

.


Pues que no hay Dalsy en las farmacias españolas, ese popular medicamento utilizado para la fiebre, como analgésico (contra el dolor) y como antiinflamatorio en niños. No hay existencias, en concreto del envase de Dalsy de 20mg/ml, el que se usa para los niños pequeños.
Hay que recordar que hay otra formulación con dosis doble, 40 mg/ml, que se suele emplear ya para niños de más de 8-10 años, o que tienen un peso elevado.
No hay ese Dalsy en las farmacias, ni en ningun almacén distribuidor en toda España. De hecho el propio ministerio de Sanidad ha emitido un comunicado informando de este problema, que hacía tiempo que las farmacias españolas habíamos detectado en febrero y los padres sufrido desde entonces.

¿Cual es la causa de la falta de suministro?
Pues que el laboratorio que comercializa el medicamentto en España, BGP PRODUCTS OPERATIONS, S.L, representante local de MYLAN, un importante laboratorio estadounidense, ha detectado un error en el prospecto de varios lotes antes de ponerlos en el mercado. ¡Error en el prospecto, no en el producto en sí, que quede claro!. Y conforme a los sistemas de seguridad que hay en España, que son de los mejores del mundo en el ámbito farmacéutico, se ha comunicado al ministerio de Sanidad

¿A cuantos envases afecta el problema?
Al tratarse de un medicamento muy vendido, afecta a muchos. Los 6 lotes afectados suponen casi 450.000 envases. Hay que pensar que hay que abrir los envases, cortar el precinto que tiene para garantizar su interior, quitar el  prospecto incorrecto, poner el prospecto nuevo, poner el nuevo envase de cartón, precintar... algo que lleva su tiempo. Y además, comunicar la resolución del problema y pedir autorización al ministerio para distribuir los nuevos lotes.

¿La ausencia de Dalsy es un problema grave?
Pues afortunadamente no, no dramaticemos. Por un lado, hay el Dalsy de 40 mg/ml de mayor concentración, con lo cual los padres pueden darloa sus hijos sin problema. Y hay otros productos de marca, como Nurofen pediátrico 20 mg/ml, y además, varios medicamentos con la misma composición, que es ibuprofeno.
Y por supuesto otros medicamentos para la fiebre, como Apiretal, a base de paracetamol, también muy consumido y recomendado por pediatras, médicos y farmacéuticos.

¿Hay alguna información más que interese difundir?
Pues si, que el problema ha coincidido con el cambio por parte del laboratorio del tamaño del envase, que pasa de 200 a 150 ml; es decir, lo hacen más pequeño, por razones que el fabricante sabrá, tal vez para que no se almacene el envase abierto en casa. Esta coincidencia seguramente ha hecho que no hubiese stock en los almacenes del laboratorio

¿Cuando se resolverá el problema?
El problema se resolverá en breve, en cuestión de días o semanas; pero claro, hay que enviar decenas de camiones por toda España con el producto, que lo reciban los almacenes, que lo reexpidan a las farmacias... Llevara su tiempo, por la experiencia que tenemos de sucesos similares.

Si, pero ¿y el sabor?
Bueno, ahí ya podemos decir poco; en efecto, el Dalsy tiene un sabor, el Nurofen tiene otro y los genéricos tienen otro. No hay un sabor mejor que otro, pero sí es cierto que la costumbre hace mucho; ¿y quien le da un medicamento aun niño al que no le gusta el sabor de algo?; bueno, y que la marca para muchas personas es importante como garantía de calidad. Si no, no se entiende por ejemplo, que la Aspirina sea el producto más vendido de los que llevan acido acetil salicílico. La Aspirina de Bayer es un producto en el que la gente confía.

En resumen...
Pues que la ausencia de Dalsy 20 mg/ml de las farmacias en España se debe a un error en el prospecto, detectado por el fabricante, que no ha distribuido los lotes afectados, paralizando el suministro. El ministerio de Sanidad está al corriente y ha autorizado la solución al problema. En cuestión de días deben llegar los nuevos envases a las farmacias, que serán algo más pequeños, de 150 ml que los existentes hasta ahora (que eran de 200 ml), y que mientras tanto hay otros medicamentos con el mismo principio activo y otros diferentes, como Apiretal, con lo que no hay ningún problema grave.




miércoles, 17 de enero de 2018

¿Se puede tomar Dalsy u otro medicamento caducado?

.


¿Se puede tomar Dalsy u otro medicamento caducado?
Regularmente llegan a las farmacias personas, sobre todo las que tienen hijos pequeños, que nos preguntan dudas sobre el buen uso de los medicamentos que tienen en el botiquin casero. Una de las preguntas habituales es si se pueden tomar los medicamentos cuya fecha de validez o caducidad ha pasado.
Podemos hacer las siguientes aclaraciones:
  • Fecha de caducidad.
    Los medicamentos tienen fecha de caducidad, indicada con ese nombre, o con las abreviaturas "CAD.” o "EXP.”, o incluso simplemente con el símbolo de un reloj de arena
    La fecha se expresa siempre mediante el binomio mes-año. Otros productos que se venden en farmacias tiene "fecha de consumo preferente” (ver más adelante)
  • Fin exacta de la fecha de caducidad.
    La validez de un medicamento es hasta el último día del mes indicado. Es decir, si un medicamento indica "febrero de tal año”, quiere decir que se puede consumir hasta el 28 de febrero de ese año, o incluso hasta el 29 si ese año es bisiesto.
    Esa fecha es totalmente segura, de hecho incorpora un margen de seguridad.

  • Grafía de la fecha.
    Puede estar impresa con tinta o troquelado en el cartón del embalaje. Además, suele estar impreso también en el envase o embalaje primario (blíster, frasco, tubo, etc.) para mayor claridad. Es cierto que habría que mejorar su visibilidad, pues en ocasiones el tamaño de letra es reducido, o la impresión o troquelado poco visible, en especial para personas mayores o con visión reducida.

  • Fecha máxima de caducidad.
    De acuerdo con una recomendación de la OMS, el periodo máximo de validez que puede tener un medicamento es de 5 años desde la fecha de fabricación. Esa norma es aplicada en España por el ministerio de Sanidad, responsable de autorizar los medicamentos. Pero ese plazo máximo de 5 años sólo lo tienen algunos medicamentos; la mayoría tienen un periodo de validez mucho más reducido: vacunas, medicamentos inyectables, medicamentos de conservación en nevera (insulinas), antibióticos...

  • Fecha de consumo preferente.
    En las farmacias se dispensan o venden, además de medicamentos, productos sanitarios, complementos alimenticios, cosméticos, vitaminas... Dejando de lado los cosméticos y los productos sanitarios, y centrándonos en los complementos alimenticios y vitaminas, estos tienen fecha de consumo preferente (como los alimentos).
    Dentro de esta fecha el producto tiene todas las garantías sanitarias y todas las características organolépticas (color, sabor, olor...) adecuadas. Sobrepasada esta fecha, también se puede consumir, si bien alguna característica como el color o aspecto puede haber variado, pero la garantía sanitaria de su consumo sigue siendo total.


  • ¿De qué depende la fecha de caducidad?
    Pues de muchos factores, pero sin entrar en tecnicismos, podemos citar que depende de la forma farmacéutica. Por ejemplo, los comprimidos o cápsulas, y en general las formas sólidas suelen tener una mayor duración que las formas líquidas (soluciones, jarabes, gotas...), semisólidas (cremas, pomadas, supositorios, ungüentos...) o aerosoles.
  • ¿Dónde conservar los medicamentos en casa?
    Deben conservarse en lugares frescos y secos; no se deben guardar por ejemplo en los cuartos de baño o cocinas -donde suele haber bastante humedad- ni al lado de ventanas (puede darles el sol) o de la calefacción. Tabién deben alejarse de emisores de radiaciones como televisores o microondas. Aquí tienes más información.
  • ¿Puede estropearse un medicamento antes de su fecha de caducidad?
    Pues sí, la caducidad o periodo de validez viene establecida para condiciones normales de temperatura y humedad, esto es para temperaturas de 8-25 ºC y lugar sin mucha humedad.
    Si un medicamento ha estado expuesto al sol, o a temperaturas extremas o a humedad muy elevada es posible que presente un aspecto extraño o incluso que esté estropeado. Ante cualquier duda lo mejor es la prevención, no tomarlo hasta consultar con el farmacéutico.


    ¿Qué hacer con los medicamentos caducados?
  • No se pueden tirar a la basura doméstica, pues no son residuos asimilables a los urbanos, ni tampoco se deben tirar por el WC, pues podrían causar contaminación ambiental. Deben llevarse a cualquier farmacia, donde hay unos contenedores -los puntos SIGRE- donde se recogen los medicamentos caducados o no utilizados y s envían a centros especializados para su eliminación segura y su valorización y reciclaje cuando es posible (el papel, vidrio y metales de los envases).



  • ¿Puede estar estropeado un medicamento antes de su fecha de caducidad?
    Es posible; más allá de problemas de fabricación no detectado, lo habitual es que se deba a una mala conservación del medicamento (que haya estado expuesto al sol, o al calor...). En caso de duda debe consultarse al farmacéutico.
  • ¿Se vigilan los medicamentos comercializados?
    Si, de hecho el ministerio de Sanidad retira regularmente lotes de medicamentos en los que detecta algún problema -normalmente de pequeña entidad y sin riesgo sanitario- a través de las inspecciones que se hace en toda la cadena de distribución (farmacias, almacenes, fabricantes...), o a través de las denuncias o comunicaciones que hacemos los profesionales o incluso los pacientes de sospechas de mal estado de algún producto.
    Muchos problemas detectados realmente no afectan a la seguridad del consumo del medicamento afectado, y sí simplemente a su aspecto (cambio de color respecto al habitual, aspecto diferente, etc.), pero para mayor tranquilidad y seguridad de los usuarios se ordena su retirada, que en España se hace en pocos días de forma muy eficaz en toda la cadena de suministro.

RECOMENDACIONES FINALES

1. Conserva los medicamentos en lugar fresco y seco
2. Conserva los medicamentos ordenadosy preferentemente en su envase original.
3. Almacénalos siempre lejos de niños, personas con discapacidad mental o personas mayores. Valora si algunos por su posible toxicidad deberían estar incluso bajo llave.
4. Revisa el botiquin casero una vez al año.
5. Lleva a la farmacia los medicamentos caducados o que preveas no vas a utilizar ya.
6. Consulta en tu farmacia cualquier duda que tengas sobre como tomar o conservar un medicamento
7. Avisa a tu farmacéutico si observas algún problema en un medicamento que tienes en casa o has tomado.