.......................Piensa globalmente y actúa localmente
................................(proverbio altermundista)

viernes, 21 de enero de 2011

Roche: premio por sus malas prácticas




Iniciamos el año, tras más de 30 días ocupado en asuntos laborales intensos (:-) con una de las habituales noticias del mes de enero.
Si una suele ser la reunión del Foro Económico Mundial de Davos, donde se reúnen los especuladores y mandatarios económicos en una suerte de Gotha de la aristocracia financiera, la otra noticia que siempre esperamos es el Premio Ojo Público que concede la ONG suiza Declaración de Berna.

Los premios Ojo Público tienen interés para el mundo de la Farmacia, pues uno de ellos siempre suele ser concedido a una empresa farmacéutica, por sus malas prácticas. Y la verdad es que siempre hay candidatos. Pero antes de relatar las concesiones de este año 2011, vamos a difundir lo ocurrido el año pasado

En el pasado año 2010 se le concedió a la empresa Roche, de nombre completo F. Hoffmann–La Roche Ltd., con sede mundial en Basilea (Suiza), muy conocida por ser el origen del Valium®, del Librium®y en general de las benzodiacepinas...pero últimamente por comercializar el Tamiflu®, útil (?) contra la gripe A.

La acusación que se hizo a Roche por sus prácticas en 2009 causa cierto estremecimiento: ¿cuál es el origen de los órganos que esta empresa utilizaba en China para ensayar Cellcept ® (micofenolato de mofetilo, un medicamento contra el rechazo de los transplantes? Al parecer se han utilizado unos 300 órganos humanos, cuyo origen Roche no conoce ni quiere conocer. ¡Tremendo! lo que se sospecha es que el 90% de esos órganos proceden de presos condenados a muerte y ejecutados. Hay que recordar que China es uno de los países donde sigue existiendo la pena de muerte, y donde se aplica con enorme regularidad.

Si ya este hecho causa repugnancia como el mayor atentado contra los derechos humanos, el que una empresa se alíe con un Estado que aplica esta pena, para usar órganos humanos obtenidos tras estos asesinatos legales es fuente de mayor repulsión.
Es cierto que sabemos que la investigación farmacéutica debe pagar unos peajes (uso de animales, etc.) que en ciertas ocasiones se admiten a regañadientes como inevitables, pero el caso señalado por la Declaración de Berna en enero de 2010 debería figurar como ejemplo de lo que no se debe hacer.

PS. Los premios Ojo Público son unos prestigiosos premios, impulsados por la ONG suiza Declaración de Berna, que tratan de combatir las malas prácticas en las empresas. Se concedieron por primera vez en 2005 y tratan de ser un contrapunto a citado Foro Económico que se celebra en la localidad suiza de Davos. Los de este año 2011, correspondientes a 2010, se concederán el 28 de enero. ¡Allí estaremos!

No hay comentarios: