.......................Piensa globalmente y actúa localmente
................................(proverbio altermundista)

viernes, 27 de mayo de 2011

Perversiones alimenticias para niños




Estos días, la novedad es el lanzamiento por la empresa Nestlé -esa gran benefactora de la sociedad mundial- de una máquina -'BabyNes', a la que llaman el 'Nespresso' de los biberones- que prepara cápsulas de leche infantil listas para su uso en menos de un minuto.
Después del éxito mundial obtenido con la venta de las cápsulas de café Nespresso, dirigidas a un público de alto standing, han pensado en darle una vuelta de tuerca más a la nutrición de los niños de 0-3 años que no puedan recibir la leche materna. ¡Fuera los biberones clásicos! ¡Metamos en los niños ya desde su más tierna infancia -en realidad a sus madres y padres- en el mismo concepto de consumismo vip.
Si en el pasado la famosa empresa suiza ha merecido críticas unánimes por introducir en países pobres -muchas veces mediante donaciones interesadas- leches en polvo para bebés, ahora utiliza un mecanismo de marketing sofisticado para captar otro sector de mercado.

Son las perversiones a las que nos somete la sociedad del hiperconsumo en la que vivimos, que ya hace algunos meses nos presentaba un batido promocionado por Abbott, empresa farmacéutica estadounidense, denominado Pediasure, para aquellos niños (¡hasta los 10 años, xD!) a los que no les guste la comida. Es decir, si no le gusta el pescado, las ensaladas, o incluso un sano bistec de ternera -gallega, por supuesto- pues...¡medicalice su vida y dele nuestro sabroso, nutritivo y encantador batido!

Una cosa en su aplicación en niños con desnutrición por alguna patología, y otro promocionar su uso en niños sanos, sin ningún problema de desnutrición (lo habitual realmente es el sobrepeso, cuando no la obesidad infantil) pero hartos de chucherías compradas por padres irresponsables.

La verdad es que da miedo ver los spot en los que se promociona la venta de estos productos para niños ñoños y padres estúpidos, pero en fin...

1 comentario:

Jose Maria Lloreda dijo...

Muchas gracias por el enlace! Seguiré desde hoy tu blog, que no conocía. Un abrazo